Representantes de las organizaciones indígenas y funcionarios de Gobierno evaluarán las mesas del diálogo, instaladas luego del paro de junio

Representantes de las organizaciones indígenas y funcionarios de Gobierno evaluarán las mesas del diálogo, instaladas luego del paro de junio. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Autoridades del Gobierno Nacional y dirigentes de las organizaciones indígenas mantendrán una reunión en la mesa de coordinación, que se llevará a cabo a las 15:00 de este miércoles 31 de agosto de 2022 en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), en Quito. Hay discrepancias sobre el desarrollo del proceso y la Iglesia Católica pide corresponsabilidad.
En horas de la mañana de este miércoles, las autoridades de la CEE inauguraron la instalación de las mesas de Derechos colectivos y de Seguridad, justicia y derechos con la presencia de Francisco Calí, relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Asuntos de Pueblos y Nacionalidades Indígenas. También acudieron los ministros de Gobierno subrogante, Homero Castanier; de Educación, María Brown; el viceministro del Interior, Freddy Ramos, entre otros funcionarios.
El representante del organismo internacional ofreció una conferencia en la que detalló experiencias de otros países en cuanto a derechos, vulneraciones y acciones de los pueblos indígenas. Calí dijo que las organizaciones indígenas tienen «una gran capacidad de resiliencia y son fuentes de soluciones innovadoras».

«Ojalá estas palabras puedan contribuir para que se pueda seguir en el camino de la búsqueda de la paz, la reconciliación. Y los invito a que esta mesa de negociación no solo sea para 90 días, sea permanente para que los pueblos indígenas y el Estado tengan una puerta abierta de diálogo y de comprensión», manifestó el Relator.

Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), destacó la participación del representante de la ONU y expuso las inconformidades del movimiento indígena respecto al desarrollo de las mesas de diálogo. Posteriormente, intervino Castanier y defendió el proceso al señalar que sí hay avances, por ejemplo, en la mesa de banca pública y privada. La única que se cerró, luego de firmado el acta de acuerdos.
Publicidad

«En estos 45 días de reunirnos con voluntad, con propuestas, realmente sentimos que de estas mesas no van a haber resultados. Es de enorme preocupación porque nosotros esperamos en esta posibilidad de resolver vía diálogo, el diálogo esté siendo tomado única y exclusivamente como un proceso de disuadir los procesos de lucha», señaló Iza como ante el Relator, durante el evento.

Desde la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), también reiteraron el pedido de que se decrete la ejecución sobre la condonación de deudas en la banca pública. La dirigencia indígena pidió al Relator que levante un informe sobre el proceso de diálogo y del paro nacional.
Sin imposiciones

Castanier justificó que el Gobierno ha demostrado todas las semanas que da respuestas a las demandas de las organizaciones. «Tal vez muchas de ellas no son las que aspiran a que sean acogidas, pero de eso no se trata el diálogo. No se trata de imposiciones, de que, si no me gusta, me levanto y me voy. Todas las mesas han tenido respuestas a las propuestas», sostuvo el Ministro.

El Secretario de Estado explicó que en la primera mesa cerrada está firmada un acta sobre créditos, reestructuración y condonación; en la de fomento productivo, se ha dado la respuesta de fortalecer la agricultura familiar campesina; en la de control de precios, precios preferenciales para sectores rurales y urbano marginales vulnerables; pero la fijación de precios «no ha funcionado en ningún lugar del mundo y muchos de los productos que quieren que sean tocados dependen de temas internacionales como es el aceite. Aquí firmamos un acta de paz y hay que cumplirla», reiteró Castanier.
Publicidad

Ratificó que el Gobierno está dispuesto a seguir en el diálogo, pero no aceptará imposiciones ni amenazas. Y es que Iza reveló que no está de acuerdo con que se abran más mesas de diálogo mientras no se resuelvan todos los temas de las cinco abiertas.
Evaluación y apertura de mesas

En ese sentido, las partes y las autoridades de la CEE, como garante moral del proceso, se reunirán a las 15:00.

Mientras tanto, Luis Cabrera, presidente de la CEE, solicitó al Gobierno y a las organizaciones que sean corresponsables.

«Todo lo que se ha firmado, en la práctica vemos que no se está dando resultados. Por ello, con todos los elementos haremos una evaluación general sobre las mesas en estos 45 días», insistió el presidente de la Conaie al aclarar que el trabajo de las dos mesas abiertas este 31 de agosto dependerá de la decisión conjunta de todos los actores del diálogo.

El tema de una posible movilización, considerada por la Fenocin, que reclama la condonación de deudas de hasta USD 10 000 también se resolverá luego de la evaluación.