Coro indígena Las Voces Kichwa celebró su tercer aniversario.

Cerca de 100 coristas de varias comunidades participaron en el concierto con un ensamble sinfónico. Foto: cortesía GAD Riobamba

Cerca de 100 coristas de varias comunidades participaron en el concierto con un ensamble sinfónico. Foto: cortesía GAD Riobamba

Las Voces Kichwa, un coro integrado por unas 100 mujeres de las comunidades indígenas de Riobamba, presentó su primer disco de estudio en un concierto especial. Ellas celebraron su tercer aniversario como agrupación. Las mujeres del coro tienen edades diversas y también profesan distintas religiones. En el 2016 se unieron por una invitación del Municipio de Riobamba. La idea del ensamble surgió después de que la Dirección de Cultura del Cabildo identificara más de 53 coros religiosos con un alto nivel. “Pudimos verlas en asambleas cristianas y otros eventos. Vimos que los coros se han vuelto una parte importante de la cultura de las comunidades, así que pensamos en un ensamble para la ciudad”, cuenta José Parco, coordinador de Interculturalidad. La idea inicial era que las mujeres cantaran para homenajear a Riobamba en noviembre, cuando la urbe festeja su emancipación política. Pero el proyecto tuvo tanta acogida que se convirtió en una agrupación permanente. Las Voces Kichwa es el primer coro municipal integrado únicamente por mujeres indígenas y también es de los más numerosos del país. Las mujeres se han presentado en varios escenarios nacionales, entre ellos el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito.

Las coristas se prepararon por varios meses para poder realizar las grabaciones y las presentaciones en vivo. Foto: cortesía GAD Riobamba

Las coristas se prepararon por varios meses para poder realizar las grabaciones y las presentaciones en vivo. Foto: cortesía GADM Riobamba.

En los años que llevan como agrupación, las cantantes recibieron capacitación con maestros profesionales de canto. El actual director y profesor de canto es Andrés Campos. “Ha sido una experiencia muy enriquecedora, tanto para mí como para ellas. Ahora entiendo un poco más el quichua y he llegado a enamorarme de las canciones originarias”, cuenta Campos. Uno de los desafíos técnicos que él tuvo que superar con la agrupación fue armonizar las voces y lograr que se acoplaran entre sí, debido a los diversos matices y tonos de las mujeres. La grabación del disco en estudio se inició en enero pasado y la producción duró más de ocho meses. Las cantantes se organizaron en turnos para acudir al estudio y grabar sus voces en grupos. Para hacerlo, muchas viajaron largas distancias desde sus comunidades, en las 11 parroquias de Riobamba, hasta el estudio de grabación. Además, tuvieron que compartir las extensas jornadas de grabación con sus tareas domésticas y el cuidado de los campos. “Estaba nerviosa cuando empecé a grabar mi voz. Cantar en un estudio era muy distinto al coro de la Iglesia donde canto desde muy joven, pero después sentí más confianza y disfruté mucho de la experiencia”, cuenta Juana Tenelema, una de las cantantes. El disco tiene siete canciones originarias de las comunidades, que cuentan sobre la vida de las mujeres y la espiritualidad en la cultura indígena.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO 

El humor que acompañó al Papa en Japón.

El papa Francisco desembarca de un avión a su llegada al aeropuerto de Haneda en Tokio, Japón, el 23 de noviembre de 2019. El Papa está en un viaje de ocho días para visitar Tailandia y Japón. Foto: AFP

El papa Francisco desembarca de un avión a su llegada al aeropuerto de Haneda en Tokio, Japón, el 23 de noviembre de 2019. El Papa está en un viaje de ocho días para visitar Tailandia y Japón. Foto: AFP

El viaje del papa Francisco a Japón, país que soñaba visitar desde joven, estuvo marcado por las conmovedoras conmemoraciones de los bombardeos nucleares de 1945, pero también por momentos divertidos y algunas sorpresas. El selfie del alma Frente a los jóvenes en Tokio, el Papa, de 82 años, que se dirigió siempre en español, con frecuencia improvisó, bromeó y en ocasiones se detuvo para preguntar: “¿Se están aburriendo con el discurso o puedo seguir?”. A las nuevas generaciones pidió que no se “miren demasiado en el espejo” y comentó con su habituales salidas literarias: “ Se han inventado muchas cosas, pero gracias a Dios, los selfies del alma aún no existen”, dijo. Ampliar El Papa Francisco reacciona después de recibir un regalo durante su visita a la Catedral de Santa María en Tokio, Japón, el 25 de noviembre de 2019.

Cuando le regalaron una de esas coloridas chaquetas llamadas ‘happi’ en Japón, que suelen usarse durante las festividades públicas, con  su retrato en el reverso entre flores de cerezo y el mensaje “Te amamos” en español, quedó tan contento que la colocó sobre su sotana blanca y levantó el pulgar en dirección a la audiencia como gesto de aprobación. Ampliar El papa Francisco se prueba un recuerdo regalado por sus simpatizantes en la catedral de Santa María en Tokio el 25 de noviembre de 2019.  El papa soportó todos los clima que Japón puede ofrecer. Fue recibido a la llegada el sábado 23 de noviembre del 2019 por un clima muy húmedo y ráfagas de viento que arremolinaron su sotana. Truenos y relámpagos precedieron su discurso el domingo 24 en Nagasaki, obligando a quienes habían acudido a refugiarse bajo impermeables transparentes. El pontífice estuvo protegido por un ejército de paraguas y habló bajo una lona transparente.

El Papa Francisco visita el Hypocenter Park en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019. El Papa está en una visita de cuatro días a Japón, que será la primera en 38 años y la segunda en la historia. Foto: EFE Ya frente al monumento, rezó al aire libre y su cabeza inclinada mojada por la lluvia, fue una de las imágenes del día. Unas horas más tarde, el clima había cambiado por completo y la multitud que asistía a la misa en el estadio de béisbol de Nagasaki tuvo que protegerse esta vez de los rayos del sol. Con el corazón en la mano El lunes en Tokio, un joven de 17 años contó en público su terrible experiencia cuando fue evacuado con su familia de Fukushima y de cómo sufrió por el acoso de sus compañeros adolescentes, tanto que quería suicidarse. Con una voz fuerte pero temblando por la emoción, Matsuki Kamoshita pidió a los adultos que nunca más oculten a su generación los horrores de una catástrofe nuclear: “No quiero que mueran sin haber reconocido nada”, dijo. Al final de su discurso el pontífice tuvo un largo intercambio con el joven, quien abrazó al papa en un enternecedor impulso espontáneo. Ampliar Una fotografía de los medios del Vaticano muestra que el papa Francisco se reúne con las víctimas del desastre de la planta nuclear de Fukushima el 11 de marzo de 2011 en Tokio, Japón, el 25 de noviembre de 2019.

Al ingresar en papamóvil al estadio Tokio Dome, donde una multitud emocionada de unas 50 000 lo esperaban, el papa saludaba a los asistentes con la mano, giraba a la izquierda y a la derecha, sonreía, mientras recibía a los bebés que los guardaespaldas le ofrecían para darles un beso en la frente. Mano a mano que recibía un bebé, los gritos de la audiencia se duplicaban. Al descender del vehículo para saludar a los fieles, fue ‘atacado’ por los fieles que lo rodeaban en busca de un momento con él. “Programa cargado para el pontífice rock-star”, tituló el martes el diario Nikkan Sports.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO 

Comunidades y grupos de Esmeraldas difundirán la cultura afro.

Comunicadores de Esmeraldas y grupos artísticos sumarán esfuerzos para promocionar festivales culturales y eventos que rescaten la identidad de esta etnia. Foto: cortesía.

La Corporación Tierra Negra Internacional y la Unidad de Periodistas de Esmeraldas, de reciente creación, trabajarán juntos en la difusión de las manifestaciones culturales del pueblo afro de la provincia. Uno de los ejes del acuerdo es realizar las coberturas de los actos relacionados con los grupos que promueven la enseñanza de la música tradicional, para promover sus presentaciones. Como parte de este objetivo se incluyen jornadas de capacitación sobre la cultura ancestral de Esmeraldas, dirigida a comunicadores. Ellos deberán replicar esos conocimientos a estudiantes de las unidades educativas, de la mano con otros gestores culturales. El acuerdo de cooperación cultural surgió de la necesidad de una mayor presencia de los medios de comunicación en los actos que se programan en la provincia. Así lo explica Jonathan Minota, director de Tierra Negra Internacional. Minota es también comunicador social. Él cuenta que ya empezó un proceso de enseñanza de danza ancestral a un primer grupo de 15 comunicadores. Esta labor se cumple con la Unidad de Periodistas de Esmeraldas, representada por Betsy Carriel. “Necesitamos que los comunicadores puedan generar opinión en temas como el decenio del pueblo afro; marimba, patrimonio intangible de la humanidad y esencia de nuestras raíces”, señala Minota. La representante de los comunicadores, Betsy Carriel, señala que también promoverán las mesas de diálogos en temas como el cimarronaje, aportes de poetas y personajes a la cultura afroesmeraldeña. Los comunicadores aprenden con los instructores de Tierra Negra Internacional la denominada danza del Cangrejo, que presentaron el sábado en la regata por la conservación del río Esmeraldas. En esa danza se narra cómo los cangrejeros de la zona norte salen a extraer los crustáceos del manglar para su alimentación, con la alegría que caracteriza al pueblo afro. Los hombres con sus artes para sacar el producto del barro y las mujeres, con sus canastos, dinamizan el trabajo cotidiano de las familias afros. Este compromiso de cooperación también se articulará con la Casa de la Cultura de Esmeraldas, de la que varios comunicadores son miembros. Robert Valencia y Jorge Perea, integrantes de la Unidad de Periodistas, buscarán vincular a otras instituciones como la Universidad Luis Vargas Torres, para organizar conferencias sobre el proceso afro y políticas públicas. “En los últimos cinco años, las agrupaciones afros han intentado unirse, pero ha sido difícil. Por eso queremos apoyar”, asegura el comunicador Ricardo Cornejo. El acuerdo incluye, por ejemplo, una amplia difusión del Festival del Canalete, del Festival del Andarele y la Gala de reconocimiento a los Gestores Culturales.

Fuente: www.elcomercio.com